Zumos y Extractos Vegetales: algunas recetas para ti

Si los zumos verdes han despertado tu curiosidad , venimos a darte razones y recetas para que empieces a preparártelos en casa.

Hace algunos años que están de moda, empezamos viendo en las revistas a actrices y modelos llevando en la mano vasos tamaño XL con alguna de estas coloridas bebidas en la mano y cada vez es más frecuente encontrarlas en la carta de cafeterías y bares. ¿Qué tienen de especial? Son refrescantes, muy nutritivos, saciantes y lo que más nos gusta ¡son deliciosos! 

Por supuesto, ya existen en el mercado muchas opciones envasadas, pero lo mejor no deja de ser prepararlos en casa con fruta y verdura fresca. En este artículo te contamos sus beneficios, cómo hacerlos aún más saludables y te ofrecemos tres recetas fáciles para que te animes a probarlos. 

Zumos y Extractos Vegetales algunas recetas para t

¿Cómo se hacen los zumos de vegetales?

Cómo te decíamos al principio, la mejor opción es hacerlos tú mismo en casa. Para aprovechar al máximo las propiedades de los vegetales y te recomendamos utilizar un extractor de jugo de prensado en frío. ¿Por qué? Porque a diferencia de un exprimidor o licuadora centrífuga, el extractor trabaja a muy baja velocidad sin generar calor, lo que permite extraer el jugo de los ingredientes sin alterar sus propiedades organolépticas y manteniendo, durante más tiempo, las vitaminas y minerales. 

La preparación es supersencilla y solo te llevará unos minutos. Después de lavar bien todos los ingredientes, solo has de trocear un poco los más grandes, introducirlos todos en el extractor y esperar a que se extraiga el jugo. ¿Qué vegetales se pueden utilizar? ¡Los que quieras! Puedes probar las combinaciones a tu antojo, incluso hacer zumos personalizados según el gusto de cada miembro de la familia para que todos queden contentos.

Trucos para hacerlos aún más saludables

Toma nota de algunos consejos para que tus zumos sean aún más saludables:

  • Los ingredientes deben ser frescos y, a ser posible, ecológicos (más ricos en nutrientes y sin pesticidas, por lo que los puedes utilizar con cáscara).
  • Procura elegir frutas y verduras de temporada, para aprovecharlas en su estado óptimo.
  • Si puede ser, combina vegetales de diferentes colores para obtener mayor variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes. 
  • Limita la cantidad de las frutas más dulces o demasiado maduras, para evitar un exceso de fructosa (el azúcar natural de la fruta).

Por último, intenta consumir siempre los zumos frescos, recién extraídos, ya que es en este momento cuando es posible aprovechar al máximo todas sus beneficiosas propiedades. Aunque, si utilizas un extractor lento, el jugo se puede almacenar en el refrigerador y consumir dentro de los siguientes 2 o 3 días sin perder propiedades.

Las propiedades y beneficios del zumo de vegetales

La principal ventaja de los zumos naturales es que son la manera más fácil y rápida de consumir frutas y verduras, por lo que son ideales para ayudarte a cumplir con los requerimientos nutricionales para mantener una alimentación saludable y equilibrada. En el caso de los niños, también son un modo mucho más atractivo de presentarles los vegetales para que empiecen a habituarse a su consumo de una manera más amigable.

Los zumos son una excelente fuente de vitaminas minerales, fibra, antioxidantes y fitonutrientes. Además, al ser líquidos, hacen que los nutrientes ingresen más rápido al organismo, de modo que son mucho más fáciles de absorber y digerir que los vegetales enteros. También tienen el beneficio añadido de que son saciantes, de modo que son una muy buena ayuda para controlar el peso.

Por otra parte, se adaptan a todo tipo de necesidades, puesto que los pueden consumir veganos, vegetarianos e intolerantes a la lactosa, se pueden utilizar en planes de adelgazamiento, se adaptan a la alimentación basada en el realfood (comida real) y en el rawfood (frutas y verduras crudas) y se pueden preparar sin gluten.

3 recetas de zumos vegetales que te encantarán

Zumos verdes y recetas para ti

Después de haber visto las ventajas y propiedades de los zumos de verduras, veamos ahora algunas sencillas y ricas recetas para preparar en casa.

Zumo drenante: piña, zanahoria y apio

Este tipo de zumos aprovecha el poder diurético de algunos alimentos para facilitar la eliminación de líquidos y toxinas del organismo. La piña, la zanahoria y el apio tienen esta importante propiedad y además, combinados, tienen un sabor increíble. ¡Pruébalo!

Ingredientes

  • 250 g de piña fresca
  • 250 g de zanahorias
  • 100 g de apio
  • Hojas de menta

Zumo depurativo de remolacha, manzana y limón

La remolacha cruda es rica en nutrientes esenciales (contiene hierro, vitamina C, ácido fólico, entre otros) y muy eficaz depurando el organismo. Sin embargo, el sabor puede no ser muy agradable para todo el mundo, por eso te proponemos este zumo que, además, lleva manzana y limón que le dan un toque especial.

Ingredientes

  • 1 manzana
  • ½ remolacha
  • ½ limón sin cáscara

Zumo de zanahoria, almendras y granada

Este zumo requiere un poco más de trabajo en su elaboración, pero te prometemos que vale la pena prepararlo. Es supersabroso y gracias a su alto contenido en vitamina C, es ideal para ayudar a fortalecer el sistema inmunológico.

Antes de empezar tienes que poner las almendras en remojo durante, al menos, unas 6 horas para ablandarlas y la granada se ha de pelar bien.

Ingredientes

  • 5 zanahorias
  • ½ granada
  • 10 almendras blandas

Esperamos que pruebes muy pronto estas recetas y que te gusten tanto como a nosotros. Recuerda que en nuestro BLOG iremos publicando muchas más para que siempre tengas nuevas combinaciones para experimentar.